¿Es tan importante medir el impacto en las redes sociales?

Por 23 febrero, 2016Sin categoría

La medición de resultados es uno de los aspectos más importantes de la estrategia de Social Media Marketing y uno de los que falla más a menudo entre los profesionales de este sector.

Las redes sociales y otras herramientas complementarias proporcionan multitud de estadísticas y datos sobre la actividad de los usuarios. El profesional del marketing debe reunir los conocimientos y habilidades suficientes como para saber analizarlos e interpretarlos, así como para diseñar planes de acción surgidos a raíz de las conclusiones extraídas.

Cada red social en la que la empresa tiene presencia posee así sus propios indicadores, que ayudarán a crear los KPIs (Key Performance Indicators) clave o los indicadores válidos para medir el éxito de las acciones realizadas.

Estos KPIs se obtienen periódicamente según la frecuencia establecida, para periodos iguales de tiempo de forma que  se puede evaluar la evolución y realizar una proyección de crecimiento futuro. Algunos ejemplos de métricas de redes sociales:

  • Facebook
    • Posts: número de publicaciones que hablan de la empresa o producto
    • Likes: número de personas que han hecho clic en el botón “me gusta” de alguno de estos contenidos.
    • Comentarios: número de personas que han publicado una opinión en un contenido.
    • Comparticiones: número de personas que han compartido un contenido.
    • Fans: número de seguidores de la página de la empresa.
    • Visitas a la página y qué días se han obtenido más visitas. Con las nuevas estadísticas de facebook esta información es posible.
  • Twitter
    • Retweets: número de veces que se ha republicado un contenido.
    • Follows: número de seguidores.
    • Unfollows: número de personas que han dejado de seguir a la empresa.
    • Menciones: número de veces que la empresa aparece en tweets externos.
    • Mensajes privados
    • Favoritos
  • Pinterest
    • Seguidores: número de personas que siguen a la empresa.
    • RePins: número de veces que se ha republicado un contenido
    • Likes: número de personas que han hecho clic en el botón “me gusta” de algún contenido.

Además, en muchas ocasiones se puede averiguar el ROI directo de una acción, es decir, cuántas de las personas que se han captado con la acción se han convertido en clientes. Por ejemplo, sería el caso de un concurso en el que se obtienen los correos electrónicos de los participantes. Con las herramientas adecuadas es posible medir cuántos de ellos se han convertido en clientes y cuánto beneficio ha obtenido la empresa frente a los costes que ha supuesto el concurso.

Después de medir ¿cuál es el siguiente paso?

Una vez obtenidos los datos y analizados los resultados, hay que reformular el plan de Social Media Marketing en aquellos aspectos que tengan posibilidades de mejora. Será necesario replantearse desde el tipo de contenido a los momentos de publicación, o incluso si las redes sociales seleccionadas son las más adecuadas. Habrá que decidir nuevas acciones, modificar las guías de comunicación y de gestión y volver a probar. En el mundo del Social Media no hay una fórmula exacta. El éxito final está basado en el ensayo y el error.

 

Fuente: inboundcycle