Estamos en un punto de inflexión de la humanidad: el COVID 19 y sus efectos llegaron para quedarse por un buen tiempo. Diversos factores como las posibilidades de rebrote, la “nueva normalidad” contact-less entre las personas y las oportunidades que ofrece la tecnología impactan directamente en las condiciones del mercado laboral.

En este marco se plantea una nueva discusión entre las personas que promete tener algunos años en la mesa del debate y sus posiciones filosóficas: ¿Hasta dónde puede avanzar la tecnología? ¿cuáles serán los nuevos puestos de trabajo y cuáles dejarán de existir? ¿es una nueva revolución industrial?

Los positivos resultados obtenidos, la eficacia de las herramientas, el alto nivel de calidad de la mano de obra, son algunos de los logros que ha alcanzado la informática desde sus inicios y han impactado tanto en la vida cotidiana que es innegable el beneficio que le ha dado a la humanidad. Por otro lado, procesos que han sido reemplazados y personas que perdieron su empleo, se oponen fuertemente al desarrollo e implementación de la modernidad; no estaban preparados para el avance y se necesita tiempo de estudio para poder recuperar sus empleos e ingresos.

Entonces, ¿Cuál es tu posición? En 25Watts algunos de nuestros colaboradores ya utilizaban la modalidad home-office previo al marco COVID actual y la calidad de los proyectos entregados no han dejado de subir desde que todos permanecen trabajando en la comodidad de sus domicilios. Sin embargo, desean al menos 1 vez a la semana reunirse en la oficina y no perder el contacto humano que ha derivado en reuniones informales y relaciones de amistad entre ellos.

En lo personal mi reflexión es ampliamente a favor de la tecnología: considero que elevar el nivel de calidad y capacitación de los requerimientos del mercado laboral, es un paso hacia adelante en la formación de personas y produce amplias mejoras en su calidad de vida. 

Desde una fábrica operando en materiales de gran peso hasta un servicio automatizado a la mesa del bar requieren de la mano de obra de muchas personas con altos niveles de capacitación en pos de un mejor servicio. Trabajadores de avanzada capacitación, desde el inicio de la cadena de producción hasta el final, son sinónimos de progreso: las empresas con mejor preparación tecnológica previa a la cuarentena lograron resultados muy positivos, aún en tiempos de la mayor crisis económica de la historia de la humanidad, pues no detuvieron sus acciones comerciales y operaciones de compra-venta y les permitió llegar a sus clientes, y a nuevos consumidores, a través de la venta digital permitiendo mantener en funcionamiento a muchos puestos de trabajo tradicionales.

La tecnología amplía el abanico de oportunidades de desarrollo comercial y en esto nos especializamos, para que puedas aprovecharlas y mantener el negocio de generaciones de tu familia, o desarrollar tu nuevo emprendimiento.

No es tarde para dar el primer paso, contactanos.